A la comunidad universitaria de la Universidad Adventista de Chile

En razón de haber ingresado el país a la fase 4 de contagio del COVID-19, y con el fin de acotar las posibilidades de contagio en la población, el Consejo Administrativo de la Universidad, en sesión extraordinaria del 16 de marzo de 2020, actualiza las medidas proactivas ya dispuestas y las amplía en beneficio de toda la comunidad universitaria, como sigue:

  • Suspender las clases lectivas presenciales para todos los estudiantes de pre y pos grado por un período de 15 días a contar del lunes 16 de marzo de 2020. En atención de la evolución de esta situación y de las orientaciones impartidas por las autoridades de gobierno, ESTA MEDIDA PODRÁ SER PRORROGADA.
  • Las clases lectivas presenciales serán sustituidas, mientras dure esta excepcionalidad, por  un régimen de clases virtuales coordinado por la Dirección de Educación Virtual y las respectivas Facultades. Para ello, la universidad utilizará la plataforma institucional https://ead.unach.cl/. Cada Facultad informará a sus estudiantes acerca de los protocolos de acceso y uso de esta plataforma a través de la página web institucional y redes sociales oficiales de la institución a partir del día 18 de marzo.  
  • Los Directores de Carrera se pondrán en contacto con los alumnos nuevos a fin de  iniciar su inducción en los procesos académicos y curriculares a contar del 17 del presente.
  • Las actividades virtuales docentes se iniciaran el lunes 23 de marzo en los horarios regulares de clases de cada carrera.
  • Los alumnos que no dispongan de acceso a internet y/o los medios adecuados, deberán informar de esta situación a sus Directores de Carrera, para la búsqueda de alternativas.
  • Todo alumno matriculado tendrá acceso a las plataformas. De manera especial se llama a los alumnos antiguos que aún no se han matriculado a hacerlo antes de la fecha límite, que es el 20 de marzo. El mismo plazo sigue vigente para la matrícula de alumnos nuevos.
  • Los alumnos usuarios de las residencias estudiantiles quedarán en libertad de regresar a sus hogares durante el período de suspensión de clases presenciales. Los que no lo hicieren quedan sujetos al régimen especial de vida estudiantil dispuesto para ellos por la Vicerrectoría de Desarrollo Estudiantil.
  • Las labores administrativas y de servicios, así como las funciones académicas de los docentes de jornada completa y media continuarán en forma regular, sin perjuicio de la aplicación parcial o total de modalidades de trabajo virtual o teletrabajo y otras medidas precautorias de flexibilidad laboral, en pro de la contención del riesgo sanitario. Estas medidas serán arbitradas sectorialmente por las Vicerrectorías respectivas.
  • La universidad dispondrá facilidades y condiciones para que los funcionarios y docentes mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas  que por sus condiciones de salud forman parte de un grupo de riesgo, puedan desempeñar sus funciones desde sus hogares, mediante modalidades de teletrabajo.
  • Se suspenden a partir del 16 de marzo las actividades en espacios abiertos o cerrados que congreguen a más de 50 personas, sean estos estudiantes y/o personal de la universidad o público externo.
  • Se restringe la circulación en el campus. Solo podrán ingresar personas miembros de la comunidad universitaria en el cumplimiento de sus funciones. El campus permanecerá abierto solo en los horarios laborales.