UNACH ayuda a sus estudiantes para continuar con el proceso educativo

11 May, 2020

Conectividad a internet, préstamo de notebook, tablet y flexibilidad en el plazo de pago de los aranceles, son algunas medidas implementadas en la Universidad Adventista de Chile.

Hermann Moyano, Vicerrector de Asuntos Estudiantiles: “Nuestro objetivo es brindar apoyo a los alumnos para potenciar la continuidad y calidad de su proceso educativo en estos tiempos de crisis”.

Este año la Universidad Adventista de Chile, comenzó sus clases presenciales la primera semana de marzo, sin embargo, siguiendo las medidas dictaminadas por el Ministerio de Salud a partir del 14 de marzo empezó a buscar soluciones para continuar con el año académico, pese a no poder hacer reuniones en las dependencias del establecimiento, con el fin de no interrumpir el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Es por eso, que dentro del contexto de la contingencia mundial y nacional causada por la epidemia del Covid-19 se implementó un sistema de clases online a partir del 19 del mismo mes.

 Sin embargo, al poco tiempo de implementar estas medidas, se hizo notoria una de las principales problemáticas: no todos los estudiantes contaban con servicios de internet para acceder a las clases virtuales. Frente a ello, el Vicerrector de Asuntos Estudiantiles de la casa de estudios, Hermann Moyano, señaló que “la junta directiva asesorada por DTI (Departamento encargado de Tecnología e Innovación) decidió crear una beca que consistiría en la subvención de 400 chips con 70 gigas mensuales de internet cada uno, cantidad de gigas que puede aumentarse en relación con el rendimiento que se obtenga y la extensión del periodo académico a distancia. Esta medida se hizo efectiva desde el lunes 13 de abril, logrando cubrir la totalidad de los estudiantes que solicitaron el apoyo y a algunos docentes que no contaban con planes de internet suficientes como para estar toda una jornada de trabajo conectados a clases virtuales”.

 Junto con esto, la universidad por medio de la Dirección de la Biblioteca Mariano Renedeo Lucero, según señala su directora Mariela Crespo, también está ofreciendo una beca desde el 23 de marzo que implica el préstamo de todas las herramientas tecnológicas portátiles que poseen los estamentos vinculados a biblioteca, lo que incluye notebooks y tablets, a estudiantes y profesores de la institución. Al igual que la beca de conectividad, este beneficio es extensivo por todo el período de clases online.

La recepción de estas noticias por parte del estudiantado ha sido, en términos generales, positiva. Los beneficiarios han querido hacer presente el agradecimiento por el apoyo recibido en estas circunstancias, sin embargo, es notorio que el desempeño de la calidad de internet es mucho menor en localidades más rurales, por ejemplo, Pemuco donde han tenido problemas para descargar materiales subidos a las plataformas o subir archivos de tareas.

En casos puntuales de pueblos periféricos los estudiantes han recibido efectivamente sus chips, pero no han podido conectarse a internet por la falta de antenas repetidoras de señal en esos lugares, problema que la Universidad está evaluando para resolver prontamente.

Además, la UNACH ha otorgado otros servicios de ayuda a los estudiantes, como la flexibilización de los plazos de la mensualidad de abril y mayo para todos los alumnos sin que corran multas e intereses,  junto con la continuidad de los servicios del Centro de Apoyo Académico al Estudiante, CAAE, que cuentan con especialistas como Psicólogos o terapeutas ocupacionales para ayudar a enfrentar de la mejor manera posible los problemas, no solo académicos, sino también emocionales que aquejan a la comunidad estudiantil.

*Carolina Reyes Herrera, estudiante de Cuarto año de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación de la Universidad Adventista de Chile.

Publicaciones recientes